Embarazo y Alcohol

Embarazo y Alcohol

¿Si o no?

En este blog vamos a contarte sobre el consumo de alcohol y el embarazo, es un tema muy solicitado, nos parece muy importante contarte todo... Alcohol ¿Si o No?

El consumo de alcohol durante el período de gestación es una problemática de salud pública, el cual se puede prevenir informando  adecuadamente a la población con una acabada evidencia científica.

Los riesgos son elevados en cuanto a complicaciones obstétricas, según estudios avanzados de la Universidad Nacional de Córdoba sobre la exposición temprana al alcohol estudian la información que procesa y retiene el feto cuando es expuesto a la droga, durante la intoxicación materna. Además, se analizan las memorias que se generan en el infante expuesto al alcohol a través de la leche materna.

Los niveles de ingesta de alcohol ,aún así sean de bajo a moderado, pueden considerarse seguros pero, sin embargo, tiene efectos negativos que podrían presentarse luego de muchos años, alguno de ellos pueden ser:

  • Malformaciones craneofaciales.
  • Rasgos faciales característicos, entre ellos, ojos pequeños, el labio superior excepcionalmente delgado, nariz corta y hacia arriba, y superficie de la piel lisa entre la nariz y el labio superior.
  • Deformidades de las articulaciones, extremidades y dedos.
  • Crecimiento físico lento, antes y después del nacimiento.
  • Dificultades de la visión o problemas de audición.
  • Perímetro de la cabeza y tamaño del cerebro pequeño.
  • Defectos cardíacos y problemas con los riñones y los huesos.
  • El síndrome de alcoholismo fetal la cual se presenta como una afección en el niño que se deriva de esta exposición al alcohol durante el embarazo, que provoca daño cerebral y problemas de crecimiento.
  • Reduce la actividad rítmica respiratoria de la progenie y sensibiliza los efectos depresores de la droga sobre la actividad de los nervios frénicos e hipoglosos.
  • En estudios, también, se demuestra que dosis bajas a moderadas de alcohol son suficientes para alterar, fetal y neonatal, la plasticidad respiratoria.
  • La presencia de la droga en líquido amniótico o en leche materna recluta las capacidades sensoriales del feto y del lactante. Esta experiencia promueve el subsiguiente reconocimiento del olor y el gusto etílico y de sustancias sensoriales que, desde una perspectiva psicofísica, son análogas al sabor de la droga.

 

La ingesta materna de solo dos vasos de vino durante el último periodo de gestación es suficiente para suprimir los movimientos de respiración fetal. La exposición repetida sensibiliza al organismo a su positivo efecto de refuerzo. Es decir, que estas memorias pueden reactivarse luego en el niño y procurar así una segura adicción.
 

También, se pueden notar problemas para desempeñarse, hacer frente e interactuar con otras personas son:

 

  • Dificultad en la escuela.
  • Problemas para relacionarse con los demás.
  • Habilidades sociales deficientes.
  • Problemas para adaptarse al cambio o para cambiar de una tarea a otra.
  • Problemas de comportamiento y de control de los impulsos.
  • Concepto de tiempo deficiente.
  • Problemas para concentrarse en una tarea.
  • Dificultad para planificar o trabajar hacia un objetivo.

Es sustancial que estes informada, que sepas los riesgos y que consultes con los epsecilistas, si antes de tu embarazo difrutabas de una copa o una cervecita, es importante que sepas que hay otras opciones, para  que puedas cuidar a tu bebé con amor e información.

#CUIDARSEPARACUIDAR

Seguinos en Instagram  @yomama.ok

 

¿Si o no?

Más articulos
Cerrar X